“La parábola de la moneda perdida”

(Lucas 15:8-10).

 

Introducción:

1.     Nuestra lección anterior introdujo el contexto que dio lugar a que se enseñara esta parábola.

a.      Los publicanos y pecadores se acercaban a Jesús para oírle; Lucas 15:1.

b.     Los fariseos y los escribas murmuraban, porque él los recibía y comía con ellos; Luc. 15:2.

c.     En respuesta a ellos, Jesús tres parábolas registradas en Lucas 15...

1)     La de la oveja perdida; Lucas 15:3-7.

2)     La de la moneda perdida; Lucas 15:8-10.

3)     Y la del hijo pródigo; Lucas 15:11-32.

2.     Como notamos en la lección anterior...

a.      Estas tres parábolas tienen el mismo tema central que es, “el anhelo amoroso del Padre por el perdido”.

b.     Pero también revelan, cuál debe ser nuestra propia actitud para con el perdido.

 

[En esta lección vamos a considerar “la parábola de la moneda perdida”; Lucas 15:8-10. Vamos comenzando leyendo la parábola y cuidadosamente meditar en...]

 

1. La parábola analizada.

 

A. Así como la enseñó Jesús...

1.     Cualquier mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma....

a.      ¿No enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla?

b.     Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, diciendo: Gozaos conmigo, porque he encontrado la dracma que había perdido.

c.     Esta mujer no paró de buscar la moneda, le costó mucho trabajo buscarla, fue algo grande lo que hizo en buscarla, pero el gozo al encontrarla fue mucho más grande.

2.     De la misma manera dijo Jesús, "hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente." Lucas 15:8-10.

 

B. Información necesaria de la parábola.

a.      Una dracma era de un valor semejante al denario romano, y equivalía a un día de trabajo. 

b.     Una casa en aquellos tiempos era construida a manera que no le diera mucho la luz del para evitar el calor. Tenía pocas ventanas, o ninguna en lo absoluto, era muy obscura y era común que tuviera piso de tierra.

c.     Encontrar una moneda perdida en una casa obscura y llena de polvo no era una cosa fácil,  una moneda aunque estuviera perdida tenía su valor.

 

C. ¿Qué es el significado de la parábola?

1.     Al igual que las otras parábolas...

a.      Todas tienen un punto y una lección central.

b.     Y las propias explicaciones de Jesús enfatizan claramente que, las parábolas estaban diseñadas para enseñar.

2.     Esta parábola por ejemplo, enfatiza en punto central de la parábola anterior...

a.      Que "habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente....." Lucas 15:7.

b.     La expresión; "Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios." Lucas 15:10.

1)     ¿Esto significa que los ángeles de Dios se regocijan cuando un pecador se arrepiente?

a)     Sí, ellos en sí ya están interesados en nuestra salvación: 1 Ped. 1:10-12; Las cosas que Dios reveló a los profetas, fueron "cosas las cuales anhelan mirar los ángeles."                 

b)    Ellos se han envuelto en el plan divino de salvación. Dice Heb. 1:13-14; "¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?" Ellos estaban al día que Jesús nació. Dice Lucas 2:10-14; "Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con.......!"

2)     Jesús dijo anteriormente que; "Hay gozo delante de los ángeles de Dios." 

a)     Este gozo será, en la presencia de ellos. ¿Quién está en la presencia de ellos? Dios.                    

b)    Y todo aquél habite en presencia de ángeles, se regocijará grandemente.

c)     Este gozo es real, ocurre aquí en la iglesia y también el cielo porque el pecador, aunque perdido no fue olvidado por Dios, y por encontrarle dio lugar a un gran gozo. 

 

[El tema de esta parábola es semejante a las otras dos en este capítulo, y es “el anhelo amoroso del Padre por el perdido”. Ese amor es evidente por el gozo que habrá en el “cielo en la, presencia de los ángeles” cuando un pecador se arrepienta. Ahora consideremos...] 

 

2. La aplicación de la parábola.

 

A. ¿Cómo, o cuál debe ser nuestra atención concerniente el perdido?

1.     Podemos ver cuatro que cosas que uno puede asumir concerniente el perdido.

a.      Tenerlo en poco, acabo ya se apartó de Dios, uno puede tener esta actitud.

b.     Tratarlo con indiferencia, algunos cristianos tienen esa actitud.

c.     Recibirlos pero solo cuando vengan a uno, así lo hacían los fariseos.

d.     Buscarlo como Jesús, para hacerlos nuestros compañeros, ganarlos para Cristo.

2.     De la primer parábola y la ocasión que dio lugar a que Jesús la enseñara, aprendemos que..

a.      Jesús no solo los recibió, no se detuvo en comer con ellos.

b.     Jesús "vino a buscar y a salvar lo que se había perdido." Lucas 19:10. También dice en Juan 10:16; "También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor."

c.     ¿Cuál de estas actitudes tenemos nosotros? Ojalá que sea la de buscar al perdido. Todo hombre desde Adán asta hoy es como esta moneda perdida, a causa del pecado está deshonrado, está caído, lleno de polvo, o lleno de tierra, y vale la pena buscarlo como esta moneda.

 

B. ¿Cómo, o cuál debe ser nuestra actitud concerniente el arrepentido?

1.     La parábola de la oveja pérdida y esta, describen el gozo que hay en el cielo cuando un pecador se arrepiente; Lucas 15:7, 10.

2.     ¿Cuál es nuestra actitud cuando un pecador se arrepiente?

a.      ¿Es una de indiferencia, nos conmueve la obediencia de un pecador?

b.     ¿Dudamos nosotros sí en verdad el pecador se arrepintió de corazón?

c.      ¿Lo juzgamos pensando que una persona así no podrá cumplir como cristiano?

d.     ¿Se llena de gozo nuestro corazón por la obediencia de esa alma y alabamos a Dios? Cuando un pecador se arrepiente es motivo de un gozo muy grande, dijo Pablo hablando del hermano fornicario y lo que resultó por haberles llamado la atención; 2 Cor. 7:4-9.  

Conclusión:

1.     La parábola de la moneda pérdida debe servir para recordarnos que...

a.      Dios no-solo está listo y dispuesto a salvar al pecador.

b.     Si no que también se regocija cuando un pecador se arrepiente.

2.     Es importante que nosotros tengamos la misma actitud para con el perdido.

a.      Primeramente, porque es nuestro deber imitar a Dios y a Jesús nuestro Salvador: Dice Efesios 5:1-2; "Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante." 

b.     Y porque para Jesús fue tan importante, que él enseñó dos parábolas que son casi idénticas. Tal vez con el fin de enfatizar el anhelo amoroso de Dios por el perdido. Tal vez para motivar a los hombres con la parábola de la oveja pérdida, o a las mujeres con la parábola de la moneda pérdida, para que juntos busquemos a los perdidos.

c.     Jesús enseñó otra parábola para dar más fuerza a este tema, y es la del hijo pródigo, qué sí Dios lo permite analizaremos en nuestra siguiente lección.

 

Sí usted tiene la necesidad de arrepentirse, ¿por qué no responder a la voz del Padre Celestial, quién lo está buscando hoy? Le esta llamando a través del evangelio: 2 Tes. 2:14; "A lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo." Dios le está llamando a su reino celestial: 1 Tes. 2:12; "Y os encargábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó a su reino y gloria." Habrá gozo en el cielo, y en su corazón también sí usted responde hoy a este llamado de parte de Dios.