“La parábola del mayordomo infiel”

(Lucas 16:1-16).

 

Introducción:

1.      En Lucas 15, Jesús respondió la critica de los fariseos y escribas enseñando tres parábolas...

a.      La de la oveja perdida; Lucas 15:1-7.

b.     La de la moneda perdida; Lucas 15:8-10.

c.     Y la del hijo pródigo; Lucas 15:11-32.

Con estas parábolas Jesús respondió la acusación de los fariseos y escribas, que él recibía a los pecadores y comía con ellos. Con ellas Jesús ilustra maravillosamente el anhelo amoroso del Padre Celestial por el perdido.

 

2.      Al comenzar Lucas 16, vemos a Jesús dirigiéndose a sus discípulos...

a.      A ellos les dice “la parábola del mayordomo injusto”; Lucas 16:1-8.

b.     También hace la aplicación de la parábola; Lucas 16:8-13.

c.     Respondiendo así la burla del los fariseos que le oyeron; Lucas 16:14-15. 

3.      La parábola del mayordomo injusto, está considerada por algunos una muy difícil...

a.      Ha causado mucha perplejidad, vacilación, o incertidumbre.

b.     Muchos han dicho que Jesús estaba alabando al mayordomo injusto por su deshonestidad.

Pero el punto central de la parábola, va a estar claro cuando la analicemos cuidadosamente.

 

[Y eso es lo que espero, para comenzar primeramente notemos...]

 

1. La parábola en sí misma.

 

A. Un mayordomo disipador; Lucas 16:1-2.

1.     Un hombre rico oye que el encargado de su casa, está malgastando sus bienes.

2.     "Entonces le llamó, y le dijo: ¿Qué es esto que oigo acerca de ti? Da cuenta de tu mayordomía, porque ya no podrás más ser mayordomo". Ya no disfrutaría de ese privilegio.

 

B. Este mayordomo era sagaz, o inteligente; Lucas 16:3-8.

1.     El mayordomo dijo para sí, concerniente a su dilema:

a.      ¿Qué haré? Porque mi amo me quita la mayordomía, su cargo de la casa y bienes.

b.     Cavar, (trabajar la tierra) no puedo, mendigar, me da vergüenza, (no tenía excusa).

2.     Se determinó hacer algo, pensó en su situación, en su problema y dijo; "Ya sé lo que haré para que cuando se me quite de la mayordomía, me reciban en sus casas".

a.      Y llamando a cada uno de los deudores de su amo.

b.     Les dijo que cambiaran lo que debían, a algo que reflejara una cantidad menos. 

1)     Con esto él disipó los bienes de su Señor aún más.

2)     Él quería ganarse el favor de los deudores de su amo reduciendo sus deudas.

3.     El mayordomo injusto fue alabado por su Señor por haber obrado sagazmente, astucia.

a.      Esto no quiere decir que él Señor aprobó las acciones de su mayordomo.

b.     Si no que su mayordomo supo usar lo que tenía y prepararse para el futuro.

 

[El propósito de esta parábola no es alabar al mayordomo por su deshonestidad, él es llamado un mayordomo injusto por como se condujo después de haber sido encontrado un disipador. Pero por haber obrado sagazmente, usó lo que estaba a su disposición para planear para el futuro, y ese es el punto que Jesús quiere enfatizar aquí, lo notaremos al continuar y ver...]  

 

2. La observación de Jesús concerniente esta parábola.

 

A. Jesús comenta concerniente la sagacidad; Lucas 16:8.

1.     "Y alabó el amo al mayordomo malo por haber hecho sagazmente; porque los hijos de este siglo son más sagaces en el trato con sus semejantes que los hijos de luz."  Sagazmente significa ser perspicaz, astuto, inteligente, y practico, esto no es necesariamente malo en sí.

2.     La observación de Jesús es que...

a.      La gente del mundo es generalmente más lista, o practica con las cosas de este mundo. 

b.     Ese no siempre es el caso con los hijos de Dios, y las cosas que les ha dado.

c.     Bendiciones materiales, salud, tiempo, oportunidades, el evangelio y su administración, conocimiento y la gracia de Dios, habilidades, sus promesas, cuidar, y trabajar en su viña. 

 

B. La aplicación de Jesús de esta parábola; Lucas 16:9.

1.     Este versículo es algo difícil, pero vamos a considerar lo que aquí dijo Jesús.

a.      "Y yo os digo: Ganad amigos por medio de las riquezas injustas". ¿Qué significa esto?

b.     Que uno use bien, que haga buenas obras con lo que Dios nos ha dado.

1)      Dice Efesios 4:28; "El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad."

2)     Lucas 3:11; "El que tiene dos túnicas, dé al que no tiene, y el que tiene qué...." 

3)      Rom. 12:13; "Compartiendo para las necesidades de los santos...".  

2.     ¿Por qué Jesús llama a las riquezas injustas? Porque uno no debe confiar en las riquezas porque son inciertas, engañadoras, y porque no nos van a faltar, o fallar cuando uno muera.

a.      Aquél que confía en ellas pronto de dará cuenta que lo que prometen las riquezas es  mentira, que nos van a fallar dejándonos solos y miserables. Dijo Jesús del rico insensato en Lucas 12:20; "Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?" Este hombre no pudo asegurar su felicidad con sus posesiones, menos su futuro.

b.     El dinero no puede comprar la entrada al cielo, pero sí nosotros lo usamos bien en hacer amigos, ayudando a los que están en necesidad, aumentaran nuestra felicidad en la otra vida.

3.     Dijo Jesús; "Ganad amigos (no necesariamente aquí en esta vida) por medio de las riquezas injustas, para que cuando éstas falten, os reciban en las moradas eternas."

a.      Las moradas eternas representan el cielo, y los únicos amigos que nos pueden recibir allá son Dios y sus ángeles. Esos son los amigos que debemos de asegurar, lo podemos hacer usando lo que Dios nos ha dado para agradarle, haciendo tesoros en el cielo; Luc. 12:21, 32-34.

b.     Dios nos ha hecho mayordomos de todo lo que nos ha encomendado y dado, bendiciones materiales, posesiones, salud, tiempo, y oportunidades. El evangelio, conocimiento espiritual, talento, o habilidades, la gracia de Dios, sus promesas, el cuidado y trabajo en su viña. 

4.     Sí nosotros no hemos usado sagazmente lo que Dios nos a dado y encomendado, debemos aprender de esta parábola y corregirnos antes que se nos quite la mayordomía y sea muy tarde para encontrar refugio, o que nos reciban en las moradas eternas, el hogar eterno del justo.

a.      ¿Cuándo irá a pasar esto? Cuando llegue la muerte se nos dirá; "Da cuenta de tu mayordomía, porque ya no podrás más ser mayordomo." Dice la Biblia de las Américas; "Rinde cuentas de tu administración, porque no puedes ser más mayordomo".  

b.     Dijo Jesús en Juan 9:4; "Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura, la noche viene, cuando nadie puede trabajar".

c.     Efesios 5:16; "Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos".

d.     Col. 4:5; "Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo".

5.     Cristo vendrá a recompensar a sus discípulos, a sus mayordomos que fueron fieles.

a.      A los que enseñaron misericordia en esta vida: Mateo 25:34-36; "Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí". 

b.     Ellos responderán; "Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis". 

 

C. Jesús amonesta a la fidelidad; Lucas 16:10-12.

1.     Comienza estableciendo dos principios prácticos; Lucas 16:10.

a.      "El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel... " El hombre que es fiel en las cosas pequeñas, también lo será en las cosas mayores.

b.     "Y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto." El que sea infiel en las cosas pequeñas, también lo será en lo que requiere más confianza y responsabilidad. 

c.     La fidelidad es requerida en lo pequeño y lo grande, nosotros debemos ser estrictamente fieles en las cosas grandes, o pequeñas porque seremos juzgados en base de esas cosas. 

2.     Luego Jesús lo aplica a las riquezas injustas; Lucas 16:11. 

a.      El hombre que es deshonesto y mundano, que no usa bien los bienes que Dios le ha encomendado, no va a crecer en la gracia de Dios por ser infiel en lo poco, cosas de esta vida.

b.     Tampoco le confiará lo verdadero, las gracias del evangelio, la influencia del Espíritu Santo. Pero sobre todo no alcanzará los tesoros celestiales, la entrada, o que nos reciban en las moradas eternas, que es la vida eterna. Recordemos la parábola de los talentos; Mat. 25:14-30.  

1)      A los que duplicaron sus talentos el Señor les dijo; "Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor." Mateo 25:21.

2)     Pero no así con el que no hizo nada con ellos, a él su Señor le dijo; "Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el....." Mateo 25:26-30.

3.     Cristo nos recuerda que los bienes que tenemos, no son de nosotros; Lucas 16:12.

a.      "Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, (las riquezas, y toda bendición, no son de nosotros, son de Dios) ¿quién os dará (las riquezas de los cielos) lo qué es vuestro?"

b.     En esta vida nosotros solo somos mayordomos, nada de lo que tenemos en nuestro, todas las posesiones le pertenecen a Dios.

 

D. Jesús de una advertencia concerniente a dos maestros; Lucas 12:13.

1.     Tal vez otra razón de porque Jesús se refirió a las cosas materiales como “riquezas injustas”, es porque tienen la tendencia de apartar al hombre de Dios.

2.     Las riquezas, o cosas de esta vida desean ser nuestro Señor, igual que nuestro Dios.

3.     Siendo que no podemos servir a dos señores, a Dios y las riquezas, esto significa que nosotros debemos de controlar, o usar apropiadamente las riquezas, o los bienes de esta vida.

[En la advertencia concerniente el peligro de las riquezas, y la necesidad de usarlas sabiamente, una reacción resultó, no los discípulos pero de los fariseos que estaban escuchando....]

 

3. La burla de los fariseos y la respuesta de Jesús.

 

A. Los fariseos de burlaron de Jesús; Lucas 16:14.

1.      La razón fue porque ellos eran amadores del dinero; "Y oían también todas estas cosas los fariseos, que eran avaros, y se burlaban de él." Ellos entendieron que por su amor al dinero no podían ser verdaderos amigos de Dios, intentaron servir a Dios y a las riquezas.

2.      Todos los amadores del dinero, van a reaccionar de la misma manera al oír lo que Jesús enseña en este versículo. De hecho, muchos cristianos no toman en serio a Jesús cuando se trata de los bienes materiales, o de las posesiones que Dios les ha dado.

 

B. La respuesta de Jesús; Lucas 16:15.

1.     "Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación".

a.      Ellos aparentaban ser justos ante los ojos de los hombres, pero Dios conocía sus corazones, las obras que ellos hacían parecían justas pero no lo eran.

b.     Pero la verdad era que ellos amaban el dinero.

2.     Dios y el hombre no siempre ven las cosas de igual manera.

a.      Hay cosas que el hombre tiene por sublime, algo elevado, muy grande, o admirable, como el dinero, o las posesiones.

b.     Pero para Dios son una abominación, como el dinero cuando se usa inapropiadamente. 

 

Conclusión:

1.     La parábola del mayordomo injusto está diseñada para motivarnos a pensar, concerniente el uso apropiado de las riquezas, o los bienes materiales.

a.       El Señor del mayordomo no alabó su deshonestidad, sino su sagacidad, o astucia.

b.      Especialmente en como usó el dinero para ganarse el favor de los deudores de su señor, y que ellos después lo recibieran en sus casas.

2.     Jesús nos enseña que seamos sagaces, prudentes en como usamos los bienes materiales.

a.       Usarlos mirando hacia la eternidad, demostrando que podemos ser fieles con las verdaderas riquezas, con lo que un día será nuestro, las mansiones celestiales.

b.      Usando los bienes apropiadamente, ellos serán nuestro servidor en lugar de nuestro señor.

3.     En la primera carta a  Timoteo, Pablo dijo algo semejante concerniente a las riquezas.

a.      Que hay peligro y mucho riesgo en ellas; 1 Tim. 6:9-10; "Caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores."

b.      Pero sí las usamos apropiadamente, ellas nos pueden ayudar a acumular tesoros en el cielo, un buen fundamento para lo que está por venir, a echar mano de la vida eterna; 1 Tim. 6:17-19. No que las riquezas nos abrirán la puerta del cielo, pero sí nos pueden impedir entrar allí. 

 

¿Está usted siendo sabio en los bienes que se le han encomendado, su mayordomía? ¿Los está usted usando para hacer amigos, para agradar a Dios y él y los ángeles nos reciban en las mansiones eternas cuando se nos quite la mayordomía? Recuerde lo que dijo Jesús; "Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero?"